Son las habilidades específicas que requiere un cargo o función dentro de una organización para desempeñarlo con éxito.