Las metas organizacionales según el BSC se definen de la siguiente forma:


1

Concepción estratégica:


En esta fase incluye la misión, visión, desafíos, oportunidades, la orientación estratégica de la empresa, y el plan del proyecto.


2

Objetivos y medidas estratégicas:


Se incluye los objetivos estratégicos, los indicadores estratégicos, vectores estratégicos y modelo causa y efecto preliminar.


3

Metas e iniciativas:


Incluye los objetivos detallados, modelo causa y efecto, indicadores estratégicos, metas por indicador, e iniciativas estratégicas.


4

Comunicación y sistematización:


En esta última fase se incluye la divulgación, planes de acción, agenda gerencial, plan de alineación de iniciativas, objetivos estratégicos y plan de despliegue de toda la empresa.


El BSC le permite a las organizaciones mejorar la comunicación interna la cual es clave para que los colaboradores sepan realmente cuáles son las metas organizacionales y cuáles son las metas individuales que deben conseguir. Igualmente, el seguimiento del cumplimiento de metas se puede comunicar con mayor facilidad a la plantilla.